¿Qué es el autismo? 

Síntomas del autismo

La característica más significativa del TEA es la interacción social deficiente,  por lo generales los padres y/o Los cuidadores del niño generalmente son los primeros en notar los signos.  Un bebé con TEA puede mostrarse indiferente a las personas o enfocarse intensamente en un objeto hasta excluir a los otros durante largos períodos de tiempo.  Se ha observado que algunos niños con TEA se desarrollan normalmente y luego se evidencian un retroceso y se vuelve indiferente a la actividad social.

Los niños con TEA podrían no responder a sus nombres y a menudo evitar el contacto visual con otras personas.  Tienen dificultad para interpretar lo que los demás están pensando o sintiendo porque se les dificulta entender las pautas sociales, como el tono de voz o las expresiones faciales, y no observan las caras de las otras personas para ver las pautas de conducta adecuada, esto esta relacionado con la dificultad de establecer empatía.

Muchos niños con TEA presentan en movimientos repetitivos como mecerse y dar vueltas, o en conductas autolesívas  como morderse o golpearse la cabeza.  También tienden a hablar después que los otros niños y pueden referirse a sí mismos por el nombre en lugar de “Yo” o “mí.”, lo que se denomina inversión pronominal.  Los niños con TEA tienden a  jugar  solos sin interactuar  con los otros niños.  Algunos hablan con voces o entonaciones particulares y/o  sobre una gama limitada de temas favoritos, sin importarles demasiado acerca de los intereses de la persona con la que están hablando. Sin embargo es importante hacer énfasis en que la intensidad de estos síntomas o su frecuencia es diferente en cada persona con TEA, depende de variables biológicas derivadas directamente o indirectamente de la condición, pero también tiene una fuerte influencia de la historia de aprendizaje teniendo en cuenta el contexto y la relación con las personas que lo rodean.

 

Según el Ministerio de Salud y Proteccion sSocial de la Republica de Colombia, se presenta una lista de posibles signos de alarma  que pueden relacionarse con la condición de TEA en los primeros años de vida.

 

*No reacciona cuando la llaman por su nombre. (12 meses de edad)

*No señala objetos para mostrar su interés (14 meses de edad)

*No juega con situaciones imaginarias (18 meses de edad)

*Evita el contacto visual y prefiera estar solo

*Tiene dificultad para comprender los sentimientos de otras personas o para expresar sus propios sentimientos

*Retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje

*Repite palabras o frases una y otra vez (ecolalia)

*Contesta cosas que no tienen que ver con las preguntas

*Le irritan los cambios mínimos

*Tiene intereses obsesivos

Fundación avante - Autismo Bogotá